NASA difunde imagen del cielo rastreadas en rayos X desde la ISS

La NASA acaba de publicar un nuevo mapa del cielo. Representa lo que podríamos ver si nuestros ojos fueran sensibles a los rayos X. Se obtuvo gracias al instrumento NICER («Neutron Star Interior Composition Explorer») que realiza medidas a bordo de la Estación Espacial Internacional desde junio de 2017.

La misión principal de Nicer es estudiar el interior de las estrellas de neutrones, estrellas muy compactas y densas que se formaron después de la explosión de una estrella al final de su vida útil. Uno de los objetivos es, en particular, medir su diámetro «con una precisión del 5%», dice la NASA.

Para llevar a cabo estos estudios, NICER escanea el cielo moviéndose de un objetivo a otro. Son estos movimientos los que están en el origen de los arcos que son visibles en la imagen final.


NICER en el exterior de la ISS (NASA)

Si algunas curvas parecen más brillantes que otras, es sólo porque el instrumento ha hecho el mismo recorrido muchas veces entre ciertos objetivos. Estas curvas se cruzan en puntos brillantes que son fuentes poderosas de rayos X.

Entre estas fuentes se encuentran el «Cygnus Loop», un resplandor de supernova, o la fuente MAXI J1820+070, de la que se sospecha que es un agujero negro.

Activando el módulo NICER en WinStars, puede reemplazar el fondo habitual del cielo por la imagen que la NASA acaba de publicar en el sitio de la misión (también debe desactivar el módulo Brunier para que la imagen aparezca normalmente).

Las anotaciones originales de la NASA fueron dejadas deliberadamente en la imagen final.


El mapa que la NASA acaba de publicar tal y como aparece en WinStars